Francisco Jiménez sj: “El magisterio del Papa tiene que ver con los problemas que preocupan a los jóvenes”


Francisco Jiménez sj: “El magisterio del Papa tiene que ver con los problemas que preocupan a los jóvenes”
“El Papa es carismático porque es capaz de hablar fácil, porque es capaz de agarrar imágenes y los jóvenes son mucho de imágenes, muy plásticos. Entonces, cuando el Papa ahora en Colombia les decía por ejemplo: ‘hay que callejear, ser callejeros de la fe’, esa es una imagen muy juvenil y les llega”.

Con esas palabras el sacerdote jesuita Francisco Jiménez, coordinador de las vocaciones jesuitas y de los Ejercicios Espirituales para jóvenes, explica la gran oportunidad que significará para Chile la venida del Papa Francisco en el objetivo de conectarse con los jóvenes.

Jiménez habló sobre el “gran salto” que existe entre las percepciones de los jóvenes y los adultos al exponer en el Segundo Encuentro Preparatorio de la Visita del Papa, realizado el martes pasado en la Universidad San Sebastián.

“El tema del horizonte simbólico es muy importante -enfatiza. Es decir, qué es lo que ellos están entendiendo y qué es lo que nosotros (los adultos e Iglesia) estamos entendiendo”, dice Jiménez, detallando que “quien no trabaja con los jóvenes a veces no los entiende y se enrabia porque son incumplidores o están demasiado centrados en las emociones o etc, etc.”

 Jiménez explica que el magisterio del Papa tiene que ver con lo mismo: con los problemas que preocupan a los jóvenes. “Cuando yo decía que la naturaleza es un lugar sagrado hoy, al Papa le preocupa muchísimo y Laudato Si es expresión de eso. Cuando a los jóvenes les preocupa la intimidad, el Papa saca esta carta sobre el matrimonio Amoris laetitia”.

- Usted habla de un salto, de un “gap” entre lo que los jóvenes entienden y lo que los adultos les hablamos... ¿Cómo cree que la figura y este mensaje del Papa aporta a reducir ese salto?

- No es fácil reducir ese salto. Yo creo que la figura del Papa ayuda porque como te digo es un Papa sonriente, es un Papa fresco, alegre. Eso ayuda para bajar barreras. No es alguien que te va a decir simplemente lo que tienes que hacer, que yo creo que eso choca mucho a los jóvenes, cuando nosotros llegamos con nuestra cartilla de valores y de normas. El Papa no es así, no llega con la cartilla de valores y normas. Llega con una sonrisa.

Francisco Jiménez recuerda el episodio de cuando el Pontífice se sacó los zapatos rojos y se puso unos más sencillos. “¿Eso es importante? No, no es importante a nivel teológico, pero es importante, sí, al nivel de lo que transmitió”.

 “Yo estuve en la Jornada Mundial de Jóvenes en Río, el 2013, y a los jóvenes con los que fui a Río lo que más les impactó -y salió en todas las evaluaciones-, fue cuando vieron por primera vez pasar el Papa detrás de cinco limusinas y aparece un fiat 600 con el Papa adentro sacando la mitad de la cabeza para afuera.. esa imagen los marcó. Eso  los acercó a la Iglesia, les acercó a la fe, les acercó a Cristo”. 

- Usted trabajas con jóvenes… ¿Cómo reciben ellos, en su comunidad, la noticia que viene el Papa?

- Hablar de los jóvenes es súper complicado porque además “jóvenes” es muy amplio el rango. Con los que yo trabajo son católicos, eso ya cierra mucho el círculo. Y católicos en distintos círculos, algunos muy cercanos y algunos, también en la orilla, cayéndose. Mira yo te diría que la visita del Papa ha sido fría, no ha sido de  gran entusiasmo en un comienzo. Yo diría que con el himno la gente enganchó que aquí venía algo. Con el himno yo sentí otra conversación. Y también que nos hemos puesto a organizar cosas. Hay que organizar la llegada, los voluntarios y eso ha prendido, yo creo. Además, desde la Compañía estamos organizando un encuentro: Tiempo Magis, pero toda la Iglesia se ha puesto en campaña, las parroquias... Y eso ha despertado un poco a los jóvenes católicos.
“Yo creo que va a haber una sorpresa muy grande porque, hay un mundo más secular, mucho menos interesado en lo católico que se va a ver interesado con la figura del Papa y con el mensaje del Papa”.

Y estoy aquí no tanto para hablar yo sino para estar cerca de ustedes, mirarlos a los ojos, para escucharlos, abrir mi corazón a vuestro testimonio de vida y de fe.

Papa Francisco, Villavicencio, Colombia septiembre 2017

#HAGAMOSLÍO

INSTAGRAM