Papa Francisco a religiosos: ”No estamos aquí porque seamos mejores que otros”


Papa Francisco a religiosos: ”No estamos aquí porque seamos mejores que otros”
El Papa Francisco se reunió con sacerdotes, religiosos, consagrados y seminaristas, a quienes animó a mirar la realidad sin miedo para salir de ese círculo de “masticar” la desolación.

Recordando el ejemplo del apóstol San Pedro, el Papa Francisco se dirigió a los sacerdotes, religiosos, religiosas, consagrados, consagradas y seminaristas que se reunieron en la Catedral de Santiago, donde con un lenguaje sencillo les expresó: “La vivencia de los apóstoles siempre tiene este doble aspecto, uno personal y otro comunitario”, dijo y subrayó: “somos, sí, llamados individualmente, pero siempre a ser parte de un grupo más grande. No existe la selfie vocacional. La vocación exige que la foto te la saque otro ¡Qué le vamos a hacer!”, dijo, con una sonrisa.

El Santo Padre recalcó la necesidad de mirar la realidad, que a momentos podía ser desconcertante y de turbación, tal como los discípulos y el mismo Pedro debieron vivir tras la muerte de Jesucristo. “Creo que la peor de todas las tentaciones es quedarse rumiando la desolación”, dijo.

En esa línea, el Papa Francisco dijo estar consciente del dolor que han significado los casos de abusos ocurridos a menores de edad y expresó que sigue con atención cuanto se hace para superar ese grave dolor y mal que han vivido las víctimas, familias y comunidades eclesiales  que vieron traicionada su confianza. “Los invito a que pidamos a Dios que nos dé lucidez de llamar a la realidad por su nombre, la valentía de pedir perdón y la capacidad de aprender a escuchar lo que Él nos está diciendo”, expresó, ante una asamblea que escuchaba atenta.

Para el Santo Padre, mirar la realidad es comprender que Chile ha cambiado en las últimas décadas y que están naciendo nuevas y diversas formas culturales que no se ajustan a los márgenes conocidos. “Podemos caer en la tentación de recluirnos y aislarnos para defender nuestros planteos que terminan siendo no más que buenos monólogos”, advirtió.

Es por eso, que el Papa Francisco recordó que “No estamos aquí porque seamos mejores que otros. No somos superhéroes que, desde las alturas, bajan a encontrarse con los “mortales”. Más bien somos enviados con la conciencia de ser hombres y mujeres perdonados. Y esa es la fuente de nuestra alegría”.

El Papa Francisco expresó que es precisamente esta conciencia de seres pecadores y de Iglesia con llagas la que libera de volverse autorreferencial. “Veo con preocupación que existen comunidades que viven arrastradas más por la desesperación de estar en cartelera, por ocupar espacios, por aparecer y mostrarse, que por remangarse y salir a tocar la realidad sufrida de nuestro pueblo fiel”, dijo el Santo Padre.

Tras este encuentro, el Santo Padre se reunió sólo con los Obispos, en la sacristía de la Catedral de Santiago, para luego seguir hacia el Santuario de San Alberto Hurtado.

Y estoy aquí no tanto para hablar yo sino para estar cerca de ustedes, mirarlos a los ojos, para escucharlos, abrir mi corazón a vuestro testimonio de vida y de fe.

Papa Francisco, Villavicencio, Colombia septiembre 2017



#HAGAMOSLÍO

INSTAGRAM